miércoles, 3 de agosto de 2011

El pelele de mi niño

Miguel Cabrera (2009): Arrorró
El pelele de mi niño
se ha peleado
por una rebanada
de pan pringado.
Arrorró arrorró,
que te canto yo.

El padre está en Azuaga
segando trigo
y un pajarito blanco
traerá a mi niño.

Arrorró arrorró,
que te canto yo.

Ya se ha puesto el chiquito
duerme que duerme
con los ojos abiertos
como las liebres.
Arrorró arrorró,
que te canto yo.

José Agustín Goytisolo, Los pasos del cazador (1980).
Edición de Carme Riera: El gran libro de las nanas, Barcelona, 2009, p. 360.
Arrorró es la canción de cuna canaria por excelencia que, aunque tiene similitudes con nanas de otros lugares, también presenta importantes elementos diferenciadores con respecto a ellas. Es un canto melodioso y lento que se caracteriza por su monotonía y que presenta variaciones dependiendo de cada isla. Incluso, estas variaciones, se pueden encontrar dentro de una misma isla. La forma de arrorró más escuchada en la actualidad es la versionada por el compositor tinerfeño Teobaldo Power, quien la adaptó con maestría a la música clásica, de modo que ha influído de manera determinante en el arrorró popular. Una de las interpretaciones más conocidas del arrorró es la realizada por la vocalista Olga Ramos. Las letras están compuestas por cuartetas octosílabas y se cantan sin repetir los versos. Otro tipo de arrorró de características distintas es el arrorró herreño, de aspecto más arcaico, y con una entonación que podría enlazarlo con cantos norteafricanos. Con respecto al arrorró herreño destaca la interpretación de Valentina la de Sabinosa.
El término posiblemente proceda de la voz amazigh arraw-raw, sin embargo, dicho término se encuentra tanto en Canarias como en Castilla (donde hubo una importante presencia amazigh durante el establecimiento musulmán en la Península Ibérica), por lo que resulta difícil precisar el modo en el que dicho término llegó al habla canaria actual.
Información extraída de la Enciclopedia guanche.

Arrorró herreño

Arrorró, rró, rró, mi niño, arrorró rró, rró, rró, rró, rrorró, rró, rró, rrorró.
Y duermete mi niño chico,
duerme mi niño chico, duérmete y no llores más
y que vienen los angelitos,
que vienen los angelitos del cielo y te llevarán. 
Arrorró, rró, rró, mi niño,
arrorró rró, rró, rró, rró, rrorró, rró, rró, rrorró.
Y si mi niño se durmiera
y si mi niño se durmiera yo le daba un regalito
y una piedrita de azúcar
y una piedrita de azúcar envuelta en un papelito. 
Arrorró, rró, rró, mi niño,
arrorró rró, rró, rró, rró, rrorró, rró, rró, rrorró.
Y en los brazos de su madre,
en los brazos de su madre un pobre niño murió
y creendo en que dormía
y creeendo en que dormía le cantaba el arrorró. 
Arrorró, rró, rró, mi niño,
arrorró rró, rró, rró, rró, rrorró, rró, rró, rrorró. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AGRANDA EL TEXT