lunes, 17 de enero de 2011

A la nanita, nana

Hans Memling (1487): Díptico de la Virgen y Martin van Nieuwenhove, detalle: Virgen y Niño, Museo Memling, Brujas

Las doce están dando
y el niñó llorando.
- ¿Por qué llora el niño?
- Por una manzana.
- Yo le daré una,
yo le daré dos,
una para la Virgen,
otra para el Señor,
y otra para el niñó
que está por dormir.

Al run, run del alma.
al run, run del alma.

- Hermosa santa Ana,
¿por qué llora el niño?
- Por una manzana
que se le ha perdido.
Que tómala, Anita,
una y dos son tres,
que tómala, Anita,
que tómala, Inés.
Al run, run del alma.
al run, run del alma.

- Hermana santa Ana
¿por qué llora el niño?
- Por una manzana
que se le ha perdido.
- Mi niño del alma,
que ya se ha dormido,
soñando está ahora
con los angelitos.
Edición de Carme Riera: El gran libro de las nanas, Barcelona, 2009, 20-21. Sección extraída de La voz de los niños, Gabriel Celaya, Laia, Barcelona, 1972.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AGRANDA EL TEXT