martes, 7 de diciembre de 2010

El vino en la vida cotidiana


Veronés: Las Bodas de Caná

Tú las manos en el agua
cuando él al vino se entrega;
tú de Manzanares vienes,
y él de La Membrilla llega.
Tú andas aguada siempre,
y él puramente navegad;
tú a las márgenes te arrimas
pero él a las tabernas.
Adiós, lacayo de Esquivias
con zapatos de Lucena
la capa de San Martín
y el vestido de La Puebla.

SANTOS, Francisco: La verdad en el potro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AGRANDA EL TEXT