sábado, 18 de diciembre de 2010

Oda a la alcachofa


La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas,
a su lado
los vegetales locos
se encresparon,
se hicieron
zarcillos, espadañas,
bulbos conmovedores


Neruda, Pablo (2004): Odas elementales. Buenos Aires: Losada

Texto completo de Oda a la alcachofa

Sobre las ODAS ELEMENTALES: Las Odas Elementales de Pablo Neruda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AGRANDA EL TEXT